Consejos para madera de abeto

Consejos para madera de abeto

 

 

 

 

Tipo de madera: Abeto y muy similares

Color/textura: Blanco, madera tardía amarillo claro, duramen no reconocible ópticamente

 

Acabados óptimos:

 

Revestimientos de techo: BODIOS blanco (para conseguir la superficie más clara)

 

Muebles: KUNOS 244 blanco, 1 mano KUNOS 241 ó 2 manos ARDVOS 266. Alternativamente, DARIX 297

claro y 1-2 manos ARDVOS 266 ó KUNOS 241. GORMOS 267 es adecuado para paneles y muebles.

 

Las tonalidades de DARIX 297 quedan más decorativos sobre madera de abeto si se tiene en cuenta lo siguiente: aplicar una mano fina de DARIX 297 a pistola. Las capas gruesas hacen resaltar fallos de la madera o del lijado. Se consiguen tonos homogéneos mediante aplicación previa de aceite incoloro. En caso de aplicar a brocha, tratar primero las testas, lijadas a grano fino, y después la cara larga, con una capa fina

de MELDOS 264, ARDVOS 266, KUNOS 244 o KUNOS 241.

 

Lijado previo: en muebles decorativos a grano 240, muebles rústicos a grano 180 (para superficies blancas, grano 240); suelos a grano 180: no emplear KUNOS 244 blanco, ya que la madera temprana de abeto centroeuropeo es muy blanda y tiene peligro de ensuciarse si no se hace un mantenimiento suave. Para acabados especialmente intensos con DARIX 297 Lijado intermedio a grano 400 – 600

 

Mantenimiento: en muebles blancos que entran mucho en contacto con la mano, lijar a grano 180 con poca presión, y frotar estas zonas con una mezcla 1:1 de CANTO 625 y KUNOS 241 .

 

Peculiaridades: al tratar madera cepillada o lijada a grano basto (80-120) con MELDOS 264, ARDVOS 266, KUNOS 241 ó 244 o DUBNO 261, el abeto puede volverse verde o amarillo.

 

Notas: la madera de grandes almacenes de bricolaje procede muchas veces de Europa del Este, y muy probablemente recibe imprimaciones incoloras en origen para proteger contra hongos, para evitar problemas durante el transporte o el almacenaje. Estos componentes pueden desprender olor al lijar ligeramente la madera. También la superficie tiene un brillo diferente que un abeto sin tratar.

 

El abeto es una madera blanda. Las lesiones en la capa (de 266, 241, 244) quedan visibles, pero no se notan mucho. En otras zonas también se comer-cializan maderas de abeto muy duro. El abeto nórdico es más duro y da menos problemas en suelos. Son habituales anillos con distancia inferior a 1 mm.

 

El Abeto de valles alpinos (laderas norte) es mucho más blando, aunque las distancias entre anillos también son muy pequeñas. El abeto nórdico es más pesado.

 

El Abeto es una típica madera blanda, por lo que no es adecuada para pavimentos de mucho uso. Sólo el abeto nórdico es suficientemente duro para que rasguños en la capa de acabado no provoquen a la vez deformaciones (surcos) en la madera.

 

Las ampollas de resina deben vaciarse previamente: una forma sencilla es lavarlas con acetona (se ablanda en unos 3 minuto). KIROS 710 sólo funciona en madera verde, cuando la resina todavía contiene trementina. La resina ablandada puede ligarse con serrín y es fácil de eliminar de la superficie.