Consejos para madera de haya

Consejos para madera de Haya

 

 

 

 

Tipos de madera: Haya

 

Descripción de la madera: madera de poro muy fino y disperso. Los poros sólo se observan con ayuda de una lupa. La madera tiene aspecto sencillo. Los radios oscuros son claramente visibles en corte tangencial, con un largo de unos 3 mm. Son la característica más fácil de reconocer. En corte radial, se aprecian en forma de manchas.

 

Aparte del corazón rojo, los poros no presentan colapsos, por lo que el haya tiene elevada absorción capilar.

Absorbe muy bien los aceites, mientras que una lasura pigmentada sólo permite coloraciones suaves. El motivo: La madera de haya tiene fibras con puntas cortas y finas, las estrías de los poros tienen un radio muy pequeño de aprox. 15 µm.

 

La madera de haya trabaja mucho cuando se producen variaciones en la humedad ambiental. Por este motivo, se desaconseja su uso por ejemplo en cuartos de baño.

 

Maderas similares: las maderas de la familia de las fagáceas, procedentes de Chile y Argentina, presentan similitudes con la del haya.

 

Color de la madera: pueden darse muchas tonalidades, desde amarillo blanquecino, marrón claro, marrón, marrón grisáceo hasta marrón rojizo.

 

Explicación: la albura del haya tiene un color amarillo blanquecino. Con 80 años de edad, en el centro del

tronco se forma un corazón rojo que va aumentando de diámetro hasta que el árbol tenga una antigüedad de 150-200 años.

 

Para eliminar tensiones producidas por su crecimiento, la madera de haya se somete a una vaporización (hasta 90 horas). Conforme aumenta el tiempo de vaporización, la albura va adquiriendo una coloración roja hasta la parte externa. Con 90 horas de vaporización, se obtiene un color marrón rojizo muy oscuro.

 

Cuando se emplea madera de haya no vaporizada con un corazón rojo decorativo, se debe tener en cuenta

que ésta puede perder su color intenso al cabo de 3-5 años. Hasta la fecha, apenas se conocen métodos o productos para mantener este color del corazón.

 

Lijado

Lijado gradual hasta grano 240 – 280. La madera de haya tiene fibras muy finas y cortas, lo que permite conseguir superficies extremadamente lisas.

Lijado intermedio: A grano 400 – 600, o esponjas lijadoras con efecto similar.

 

Tratamiento

 

a) para superficies claras, con efecto natural

Imprimación con DARIX-Lasura para muebles 297 claro; los contrastes de color en caso de emplear diferentes calidades de haya (albura, corazón y haya vaporizada) son compensados.

 

Segunda y tercera mano, según el grado de brillo deseado, con KUNOS 244; o ARDVOS 266.

        b) para superficies claras, ligeramente blanquecinas transparentes

Imprimación con KUNOS 244 blanco. Segunda y, en su caso, tercera mano, con KUNOS 244 incoloro o ARDVOS 266. Después de aplicar la imprimación, debe repasarse la superficie muy cuidadosamente con un paño, en dirección de la veta, para retirar los excedentes. Las marcas provocadas por un repaso irregular son difíciles de subsanar después del secado completo.

 

c) para tonalidades más cálidas

Imprimación con DARIX 297 en color miel rojiza, abedul-ámbar o aliso; o KALDET 270 brasil para imitar madera tropical, o KUNOS 244 caoba. Acabado con KUNOS 244 o ARDVOS 266, una o dos aplicaciones.

 

Dada la elevada absorción capilar, especialmente de las testas de madera de haya, recomendamos que las testas se traten inmediatamente antes de la lasura con una mano fina de KUNOS 244 incoloro o ARDVOS 266. De esta forma, se reducen los problemas de contrastes entre madera longitudinal y zonas de testa en la aplicación posterior de lasura.

Si la madera de haya sólo recibe un lijado previo medio ( grano 120-150), no se pueden conseguir acabados decorativos con lasuras. En este caso, la madera temprana absorberá notablemente más pigmento que la madera tardía.

 

d) para superficies naturales al aceite, transparentes o enceradas

Recomendamos trabajar con 2 – 3 manos de KUNOS 244, ARDVOS 266, alternativamente con GORMOS-

Cera con aceite 267. El efecto decorativo dependerá del tiempo de permanencia de la capa de producto líquido (5-20 minutos), antes de retirar el sobrante, así como de la cantidad aplicada. Un tiempo de permanencia excesivo o la aplicación de cantidades excesivas, pueden provocar superficies con manchas irregulares.

 

Dada la elevada capilaridad, se debe mantener constante la cantidad aplicada en cuerpos de mueble; en caso contrario, se producirán diferencias de tonalidad, especialmente si se usa madera procedente de zonas de ramas. De otra parte, un aumento en la cantidad aplicada permite conseguir mayor resistencia (p.ej. para escaleras y encimeras).

Para evitar marchas producidas por gotas de aceite en madera de testas, es recomendable que éstas se lijen con un grano muy fino. Antes de aplicar el aceite en la madera longitudinal, debe aplicarse una capa fina en las testas (a pistola o con paño, mejor que a brocha) y posteriormente, sin dejar pasar tiempo, se trata la cara longitudinal.

 

Si no se trabaja a pistola, sino a brocha o muñequilla, debe trabajarse de forma rápida. Nunca se debe verter aceite a la cara longitudinal y permitir que permanezca en ella. Especialmente en haya muy vaporizada, se pueden producir manchas que son muy difíciles de reparar.

 

Posibilidades para eliminar manchas

Cuando por accidente cae ARDVOS 266, KUNOS 244 o aceite de fondo en la superficie de haya lijada y no tratada, éste punto quedará impregnado de forma prematura; durante unos 5 minutos, esto es fácil de arreglar aplicando producto en toda la superficie. Si esta impregnación prematura, en haya vaporizada, hubiera ocurrido más de 10 minutos antes, la única solución es aplicar posteriormente el producto alrededor de la zona manchada para igualar la tonalidad. Esta capa de aceite deberá permanecer al menos 30 minutos en la superficie, antes de retirar el sobrante.Si no se observara esta impregnación prematura hasta el día siguiente, una vez seca la mancha, es casi imposible igualar el resultado.

 

Transfondo

La madera de haya se hincha y se contrae de forma muy diferente; en sentido tangencial, se hincha y se contrae más del doble que en sentido radial.

Una de las explicaciones de esta característica se encuentra en los numerosos radios radiales en la madera de haya. Su presencia en sentido radial contribuye a que el hinchamiento en este sentido es notablemente inferior que en sentido tangencial.

La hinchazón notablemente superior en dirección tangencial en caso de absorción de agua, se debe al aumento de la influencia de la madera tardía en esta zona.

Zonas de ramas

Las hayas en edad de tala pueden tener ramas con un diámetro de hasta 50 cm. La zona de incorporación de la rama al tronco principal, así como la madera de ramas, no presentan un desarrollo recto de fibras.