consejos para madera de roble

Consejos para madera de Roble

 

 

 

 

Tipos de madera: Roble común, roble albar, roble americano

 

El roble común y el roble albar tienen calidades similares. Sin embargo, al crecer el roble albar normalmente sobre tierras arenosas, su madera suele tener los anillos más juntos y suele ser más blanda.

 

El roble americano procede de Norteamérica y se cultiva desde hace unos 120 años en Europa. Su madera no ofrece la excelente resistencia a la intemperie en exteriores como el roble común. Otros nombres, p.ej. roble de Tasmania etc., se emplean por ejemplo para madera de eucalipto. Se les da este nombre por sus grandes poros; sin embargo, no son de la familia de los roble europeos.

 

Color de la madera: entre gris amarillento y marrón claro, gris claro, gris oscuro.

La madera oscurece notablemente con el paso del tiempo. La fina capa de albura es notablemente más clara.

Para pavimentos (económicos) se emplea madera con parte de albura. En muebles sólo se encuentran pequeñas partes de albura en muebles de roble económicos. En exteriores no se permite el uso de albura. La madera del roble americano es de color rojizo claro. Las tarimas antiguas pueden presentar un color gris oscuro como consecuencia de la limpieza con jabones alcalinos. La madera antigua en casas rurales tiene un color muy oscuro debido a trazas de amoniaco en el ambiente (si los animales se guardaban en la casa), o por contacto con el alquitrán de madera procedente de humo, p.ej. de chimeneas o cocinas de leña.

 

Manchas

Si después del cepillado, la superficie presenta manchas marrones o verdes, éstas indican un almacenaje incorrecto durante el secado de la madera.

Las pilas de roble deben presentar una pendiente del 4 – 5 %, para que el agua de lluvia pueda discurrir rápidamente.

Las manchas mencionadas se producen por un contacto parcial prolongado con el agua, provocando una concentración puntual de los taninos en la superficie de las tablas.

 

Descripción de la madera

Madera de duramen con pequeñas partes de albura.

La madera de roble presenta poros anulares.

Color: entre gris claro y gris oscuro, amarillo claro, amarillo rojizo

En caso de corte tangencial, se observan franjas de color marrón oscuro en la cara larga. Se trata de los radios.

En caso de corte radial, se presentarán lunares amarillentos o blancos en la superficie. Estos son el parénquima de radios.

 

Las maderas duras de roble proceden de roble común, que crece en valles y cerca de ríos. Los suelos ricos en nutrientes y suficiente disponibilidad de agua durante todo el año, provocan un crecimiento más rápido de la madera.

El ancho de los anillos es notablemente superior a 2 mm.

El roble duro presenta una zona de madera tardía notablemente más ancha que el roble blando. De las zonas anchas de madera tardía resultan las características técnicas, la dureza y resistencia a la compresión. Por ello, se emplea para suelos, escaleras y construcción. Su color es más oscuro, y el contenido en taninos, mayor.

 

Las superficies de muebles de roble duro no tienen el mismo efecto decorativo que el roble blando. La madera de roble duro procede de árboles jóvenes con diámetro de tronco notablemente inferior.

 

La madera blanda de roble procede básicamente de roble albar. Es notablemente más caro que el roble duro. Uso fundamental: chapas y muebles.

  

Lijado

 

Lijado previo gradual hasta grano 180 - 220 permite conseguir el típico tacto de madera de roble.

Antes de aplicar el acabado, los poros se cepillan con cepillo de bronce. De esta forma se elimina con seguridad el polvo de lijado y los vasos colapsos sueltos.

 

Acabado

 

a) Superficies incoloras al aceite

Con 2 – 3 capas de KUNOS 244

o KUNOS 241 se consigue la resistencia al agua necesaria.

ALISA Aceite duro 284 se desarrollo específicamente para superficies de roble mate-brillantes (muebles).

La aplicación a 2 manos presenta muy buena resistencia al agua.

 

b) Superficies claras

Las maderas de roble especialmente claras pueden tratarse con una imprimación de KUNOS 244 blanco

para mantener su color natural.

El roble de color medio puede ser tratado con una imprimación mezclada de 80 partes de KUNOS 241 y

20 partes de CANTO 625 para aclarar notablemente el tono. Los poros quedarán marcados de blanco.

La madera de roble muy oscuro, por ejemplo procedente de casas antiguas, debería tratarse sólo con aceite incoloro.

 

En parquet de mosaico, también recomendamos exclusivamente un acabado incoloro; en caso contrario,

las juntas quedarán poco decorativas.

Para la aplicación de imprimaciones en blanco: después de un tiempo de absorción de 20 – 30 minutos,

la superficie debe repasarse con un paño de algodón en dirección de la veta. Un repaso irregular deja marcas blancas poco decorativas, que no pueden ser eliminadas con un posterior lijado intermedio.

Las imprimaciones en blanco se acaban con 1-2 manos de KUNOS 244 o KUNOS 241.

 

c) Un color neutro

Avivando muy poco la veta, se consigue con una imprimación con DARIX 297 claro. Acabado posterior: 1- 2 manos de KUNOS 244 o KUNOS 241.

 

d) Acabado de roble con lasura KALDET 270 en color: nogal

Debido a las características de sus poros, la madera de roble sólo absorbe muy poca cantidad de pigmento

en la zona de madera tardía. Los poros profundos de la madera temprana, sin embargo, absorben mucha

cantidad de pigmento. De esta forma, se resalta notablemente la estructura.

Para los frontis de muebles, sólo debería emplearse madera del mismo tronco, ya que los diferentes

anchos de anillos llevan a diferencias entre tablas, con lo que el aspecto global quedaría poco decorativo.

La cantidad de pigmento absorbido puede oscilar notablemente en función del ancho de los anillos.

 

Peculiaridad: ¿Por qué los muebles de roble deben presentar una resistencia al agua muy rápido?

 

En caso de exposición al agua, la elevada concentración en taninos lleva rápidamente a la producción de manchas, si no existe suficiente capa superficial. Esto tiene la siguiente explicación: los taninos son muy solubles al agua. Cuando se posa una gota de agua sobre madera cruda de roble, se reduce por difusión el contenido en taninos debajo de la gota.

Sin embargo, justo al lado de la gota, se presenta mayor ascensión de vapor de agua. Este vapor contiene

una concentración mayor de taninos y deja una mancha redonda de color amarillo-marrón alrededor de la gota.

 

KUNOS 244 y 241, así como ALISA 284 protegen de forma eficaz contra las manchas de taninos.

Una vez se hayan producido estas manchas de taninos, sólo pueden ser eliminadas mediante lijado o con ácido clorhídrico muy diluido.